Guerra

Artículo de Unai Azkue

Debato de vez en cuando con buenos amigos, sobre la conveniencia de elegir a determinada edad, el camino de las ciencias o de las letras. Sé que suena anticuada tal decisión, proveniente de otros tiempos. Pero estando al tanto como yo lo estoy, del mundo académico a nivel escolar, también sé que hoy en día las cosas no han cambiado demasiado.

Defensor como soy del método científico, y admirador y humilde practicante de las ideas del Renacimiento, considero que en este momento histórico, en el que se repite, como lo hace de manera cíclica en la historia, la terrible ansia de conquista del ser humano, se pone en valor el conocimiento de la misma.

Carreras universitarias totalmente denostadas, disciplinas como la filosofía, que a mi entender es el genuino instinto de la persona, como saber, pensar, buscar, imaginar, se abren un importante hueco en estos tiempos infames.

No solamente por el conflicto armado que se está produciendo en el norte de Europa, sino porque aquel que es capaz de bajarse de la estupidez en la que cae al pensar que la historia del hombre escrita en los libros, es tan solo una película de Hollywood que memorizar y carece de importancia o practicidad es capaz de prever el futuro.

Si bien la ciencia permite avances inimaginables en numerosos campos, no todos ellos en beneficio de la sociedad, bien es cierto que las Humanidades, como su propio nombre indica, sacan a flote el hecho de que el ser humano, viva donde viva, y en la época en la que esté, sigue convencido de que todo lo sabe.

Sigue convencido de que en tiempos pretéritos la ignorancia, el atraso y la superstición dominaban el mundo, sin darse cuenta de que a la vez que progresamos, seguimos siendo los mismos monos que quieren dominar su grupo de simios.

De esta manera, reivindico «Las letras», ya que con ellas se escribe «La Historia» , y en ellas está escrito el futuro.

Buenos días.

Unai Azkue Jaureguialzo

Erasmo Benítez Baquero

Un venezolano lleno de creatividad

1- Desde muy temprana edad tuviste la inquietud por la literatura. ¿Cómo surgió?
Mis padres solían leerme cuentos en las noches y mi madre constantemente me
recitaba poemas escritos por ella y dedicados a mi. Luego la lectura fue un hábito
también cultivado por ellos en mi desde muy temprana edad, cuando apenas aprendía
a hacerlo, mi recuerdo más antigua en cuanto a esto, van ligados a las aventuras de
piratas narradas por Emilio Salgari. Y en mi adolescencia, escribí muchas cosas, era mi
forma de descargar lo que sentía, imaginaba aventuras en las que yo solía ser el
protagonista o alguien muy cercano a él.
2- La filosofía es uno de tus campos ¿Qué te llevó a escribir artículos para la revista
“Buena Nueva “? ¿Hacia qué lo enfocabas?

Podría decirse que allí comencé a escribir con formalidad, creaba parábolas en las que
perseguí cultivar valores como la solidaridad, la igualdad, entre otros; estudiaba para
ser sacerdote y en aquel momento veía aquello como el granito de arena que aportaba
para ayudar a los demás.

4- Trabajaste en la “Fundación Posada de Torres”. Cuéntanos un poco más cuál era la
labor que desarrollabas.

Si, en 2017, buscaba un respiro, me había dedicado a la política, aquellos años habían
sido muy duros y sentí que necesitaba recobrar fuerzas para seguir luchando, así que
gracias a un amigo que hoy día reconozco como a un auténtico hermano, Héctor David
Suárez, hice un voluntariado por varios meses en la Fundación Posada de Torres, en el
Departamento de Santander, Colombia, y aquello hizo que mi visión de vida cambiará.
Me dedicaba a prestar apoyo educativo a niños que vivían en un asentamiento que
llevaba ese nombre Posada de Torres, sus familias y ellos, habían sido víctimas del
conflicto armado en Colombia, les daba clases de matemáticas, inglés, les ayudaba con
sus deberes y junto a otras personas y otras organizaciones, se organizaban
actividades que les recrearán e inculcaron valores ciudadanos.

5- En 2016 escribes y publicas “El hombre Que se Topó con el Río “¿Qué teorías planteas
en la obra?

Es una obra orientada o que planea una teoría desarrollada en parte por la escuela
psicológica gestal, en la que se contemplan tres pasos para alcanzar metas o superar
obstáculos, 1- Creer -fortalecer el autoestima-, 2- Pensar -idear-, 3- Practicar -obrar
para materializar-.
6- “Un amor por descubrir “ Háblanos de esta historia.

Fue mi segunda novela escrita y publicada por la editorial Negro Blanco, es una
historia 100% romántica, basada como todas mis historias en hechos de los que de una
forma u otra fui testigo, decorada con mi pluma, no para embellecer la misma, sino,
para borrar las huertas de sus auténticos protagonistas, por respeto a su intimidad.

7- En 2020 te ves obligado a abandonar tu país y llegas a España, concretamente a Vigo.
¿Qué te llevó a hacerlo?

Soy Venezolano y circunstancias agenas a mi voluntad me llevaron a ser parte de esa
diáspora de la que hoy día forman parte más de 6 millones de personas. Elementos
políticos y personales, me obligaron a continuar con mi vida, materialmente de cero,
pero con una experiencia que considero única, en una tierra a la que hoy le agradezco
infinitamente por todo lo brindado por su gente, Galicia.

8- En el mismo año publicas con Círculo Rojo “La Estudiante “ ¿Por qué esta novela?
La publique recientemente en 2022, pero la empecé a escribir en 2020 durante la
pandemia. Es una novela negra que se inspira en unos hechos de los cuales fui testigo
cercano y que también decore un poco, para darle matices que me permitieran
navegar por ese género literario, siendo lo más original posible, mezclando ficción,
erotismo, suspense y elementos autobiográficos.

9- ¿Tienes nuevos proyectos?
Si, dos en concreto, publicar mi primer novela escrita “Una Noche Cualquiera” y
también, un conjunto de cuentos y relatos, con los que exploró el Retelling, narrando
desde otra perspectiva leyendas de mí país, de Galicia y algunas anécdotas de mi vida,
mezclando el terror, el suspense y lo gracioso.

10- Un apoyo que te inspire.
Me inspira la vida y la magia que puede hacer en una persona el leer un libro, mis
apoyos, indudablemente mi familia, mis amistades, mis lectores y de una forma única
y especial mi hija Camila, y mi pareja Susana.

El Bullying y sus efectos

Artículo Aída García

siempre ha estado ahí

Debo reconocer que escribiendo este artículo, me estoy metiendo en un terreno bastante pantanoso, ya que la opinión que tengo sobre este tema en cuestión, puede que suscite el malestar de algunos, que en unos casos se estén reconociendo como víctimas y en otros como los acosadores, papel que interpretaron durante su infancia.

Bullying es una palabra que tiene un peso bastante considerable, entre comillas «acoso» ¿Quién no se ha sentido así en algún momento de su vida?

Pues bien, el acosador es el incapacitado mental que proyecta sus frustraciones en el acosado, probablemente porque es mucho más inteligente o posee cualidades que envidia, séase un experto en la materia de la ciencia o por el contrario un amante de las letras, capacidades que el imbécil de turno nunca va a poseer y saca sus garras para hacer daño, porque sabe que nunca llegará a tener esos niveles de capacidad.

Lo peor de todo es que este tipo de persona baja en autoestima hace sufrir, así lo hace con el débil, no es consciente del dolor y el daño que causa (o sí, nunca se sabe) a la persona llegando a crear incluso tal punto de sufrimiento que puede hacer que la víctima llegue al suicidio.

Este estúpido mental que hace daño al débil por desgracia reúne a una serie de borregos menos inteligentes que él, haciendo de ellos cómplices y cómplices de los insultos y golpes, ya que él solo no se atreve, recibiéndolos el acosado.

Estos, sin darse cuenta y el propio acosador (Jefe de la manada) no saben que en un futuro, su destino está escrito, convirtiéndose en unos parias para el resto de su vida, mientras el que sufre en silencio, llega casi siempre al éxito de su carrera.

Y esta es mi humilde visión.

Ahora bien, aplicamos la Ley de Talión «Ojo por ojo, diente por diente» ¡Sí! ya sé que es impropio de una persona con principios. Pero realmente es lo que se merecen este tipo de sujetos.

Libertad, liberted, libertod.

Artículo de Unai Azkue

¿DÓNDE QUEDAN LOS VALORES HUMANOS?

Leía recientemente en un artículo periodístico, que en determinada ciudad española, perteneciente a una determinada comunidad autónoma, el ayuntamiento ha creado un taller de «Travestismo y Drag queens» para niños de entre seis y doce años de edad.

Sorprendido por la iniciativa, probablemente debido a mi edad y presunta falta de perspectiva, me hice la siguiente pregunta:

¿Realmente hoy en día existe la libertad?

En el supuesto de que alguna vez en la historia de la humanidad, la haya habido, cosa que dudo, me resulta curioso cómo en hoy en día, en aras de una libertad dirigida, los mandamases de la sociedad incitan y adoctrinan a tiernos infantes sin la madurez suficiente para conocerse a sí mismos, y demasiado jóvenes incluso para plantearse tendencias sexuales (bastante tienen con aprender a sumar números con llevadas o recordar el nombre del último zar de Rusia).

Y digo libertad dirigida porque, en mi profana opinión, tal y como muchos padres y madres vuelcan en sus retoños sus frustraciones vitales, tales como ser futbolista de élite o estrella de la danza, determinados dirigentes ponen en estas aún limpias mentes, sus propios condicionantes sobre la vida. Dígase sus gustos respecto a comprar un Colt 45 de juguete o una muñeca que mueve sus ojitos al levantarla.

Creo que la vida tiene sus etapas naturales, y es precisamente transitando por estas etapas, y de una manera personal e intransferible, dónde el espíritu humano, al margen de su género y número, muestra sus propias inclinaciones particulares, sean estas hacia el descubrimiento de nuevas galaxias, el billar de tres bolas o el gusto erótico por personas de determinado sexo. En mi profunda reflexión, considero que cualquier entrenamiento, coacción, condicionante o prohibición, mata de raíz la naturaleza del individuo, y eso es lo que precisamente debería estar prohibido.

Buenos días.

Guillem Esteban


Un escritor de terror, fundador del grupo “Letras de Sangre”, un grupo de apoyo para bookstagrammers y autores dónde además de prestar servicios editoriales, se promociona al autor

1-      ¿Desde cuándo escribes?

 Escribo en serio desde los 18 años, y me acuerdo perfectamente del día en que me senté en una mesa y comencé a desgastar todos y cada uno de los lapiceros en mi haber. Aunque desde pequeño ya llevaba escritos multitud de relatos sin saber qué me movía a hacerlo.

2-      ¿Qué te llevó a hacerlo?

 No sabría dar una única respuesta a ello, aunque el hecho de asistir a un colegio religioso no fue precisamente el mejor incentivo para iniciarse a la lectura. Sin embargo, hubieron dos puntos clave, que marcaron mi porvenir. Uno de ellos fue descubrir El príncipe de la Niebla y querer formar parte de aquella increíble aventura con tintes terroríficos que se presentaba ante mí. Y luego, otro punto clave fue el hecho de que un profesor en particular, me dijera con sus propias palabras y refiriéndose a este aspecto, que cualquier cosa que me propusiera en la vida, la conseguiría.

3-      ¿Siempre te ha gustado el género de terror?

Siempre me ha gustado el género de Terror. Aunque más que gustarme, me apasiona en toda su extensión porque creo que es uno de los que más posibilidades narrativas ofrecen, al igual que en el cine, a pesar de que haya mucha demanda y en ocasiones poco criterio para llevarlo a cabo. Sin embargo, la Ciencia Ficción y el Humor Negro son básicos en mi vida. Tanto como el Terror.

4-      Háblanos de los trabajos que acabas de publicar “Los Condenados”. Está dividida en 5 partes “El legado de Esther”, “El hotel de la redención “, “El tiempo detenido”, “Dos mundos” y “El tiempo detenido “, “Dos mundos “ y El Vals del infierno “

Los Condenados es una saga que en principio no iba a ser tal pero que acabó siéndolo en el transcurso de la segunda parte, El Hotel de la redención. La idea de mezclar varias historias complementarias para que luego se conectaran los personajes de todas y cada una de ellas, era una idea que me parecía absolutamente necesaria para explorar todos mis demonios. Y así como en El legado de Esther impera un tono serio y agobiante sin lugar a las bromas, en El hotel de la redención asistimos a una espectáculo al más puro estilo “La mansión de los horrores”, donde la visceralidad en su estado más sangriento se combina con un humor negro que por momentos solapa y le quita esa seriedad que rige su trama gracias en gran medida al sarcástico y psicótico inquilino sin nombre que habita en el mismo hotel que da nombre al título. Y así como en El tiempo detenido regresé a los orígenes de El legado de Esther con una historia desgarradora sin cabida para una sola carcajada, en Dos Mundos y en El vals del infierno, hice que todas las narrativas se cohesionaran en una, otorgando un ritmo frenético a los acontecimientos no exentos de grandes dosis de humor negro sin desmerecer a una trama que poco a poco se encamina inevitablemente hacia un fatídico destino.

5-      Hay otra saga anterior “La espiral del miedo ”¿Qué nos puedes decir de ellos?

La espiral del miedo es la obra con la que empecé esta maravillosa aventura que es la de auto publicar y con la que todavía no he terminado de poner punto y final. A diferencia de Los Condenados, La espiral del miedo no es un compendio de varias historias sino una sola que termina y empieza justo en el mismo punto donde finalizó la anterior. Pero poco o nada se puede decir que tenga en común con el resto de mis obras, pues mi intención siempre fue la de crear una Terrorífica historia donde todos y cada de los unos ciudadanos de una misma localidad, se sintieran amenazados por la presencia de un pasado que no perdona ni tampoco olvida. Algo como mi propio homenaje a los slashers, en el cual el componente psicológico que forma la demacrada y torturada mente de un asesino en serie, fuera una constante invitación a querer saber más y más sobre los motivos y la verdadera identidad del personaje más oscuro y ambiguo de mi catálogo.

6-      Otras obras que hayas escrito ¿son individuales y no pertenecen al género de terror?

Es cierto que he escrito obras individuales que se desmarcan del resto de mis trabajos. Una de ellas, Uróboros, es una muestra extrema que la catalogaría en el Terror psicológico más extremo y sugestivo. J.Rider, Detective Paranormal y La Novela sin fin por otra parte, son una muestra de mi afiliado sentido del humor emergiendo en una trama criminal en la que es imposible poder tomarse en serio ninguno de los acontecimientos narrados, primando ante todo el humor más absurdo y sin sentido. El devorador de mundos sin embargo, es mi única hasta ahora incursión en el terreno de la Fantasía oscura y no será la última, pues estoy en la creación de una segunda parte más extensa y laboriosa que su primogénita. Por último, La escalera de corazones es una de las obras más extrañas e inclasificables en mi haber, varios relatos donde lo demoníaco cobra vida propia, y luego El mejor amigo del hombre, un festival inacabable de humor y terror con infinidad de guiños a otras obras que no serán difíciles de identificar al lector, serían un ejemplo de lo que significan el resto de mis trabajos.

7-      Aparte de todas las novelas anteriores mencionadas has escrito dos libros Antología. Cuéntanos sobre ellos.

Micro relatos de lo intangible y Los engranajes de la muerte, son dos obras Antología que aúna historias de todo tipo y de cualquier época. Ciencia Ficción en mundos distópicos, lugares malditos por una tragedia que impregnan a todos los que osan habitarlos, Humor políticamente incorrecto donde un asesino explicará qué le ha llevado a convertirse en tal, y otras historias protagonizadas por la última máquina (atención a los guiños constantes) que ha sobrevivido al Apocalipsis mientras narra paródicamente cómo se ha llegado a esta situación, son solo algunos de las historias que nos encontraremos en dichas obras.

8-      Tienes un cuento ilustrado “No le digas a tu vecino “¿Qué tal la experiencia?

No se lo digas a tu vecino, nació de un entrevista de trabajo en la que me pedían como requisitos para un puesto el que narrara una obra a partir de unas imágenes y una narrativa disparatada, una trama que hilara multitud de puntos aparentemente sin nada en común. Al final no obtuve la respuesta esperada, pero aquel trabajo sirvió para cimentar las bases de un cuento ilustrado que reuniera los ingredientes básicos de una Comedia de Terror al uso y este fue el resultado.

9-      Eres fundador del grupo “Letras de Sangre “¿Qué tipo de apoyo presta?


Letras de Sangre nació como una propuesta para apoyar incondicionalmente a los autores de auto publicados y también a todos los bookstagrammers, debido a experiencias previas que nos hicieron reflexionar sobre la clase de grupo que queríamos crear y donde todos fuéramos iguales a todos los niveles. Con la ayuda de Víctor Cuevas y Virginia Salazar, sacamos adelante este proyecto que a la larga se ha convertido en un sello editorial para auto publicados que presta servicios de corrección y maquetación y que ampara a Ztodos bajo un mismo paraguas. También a destacar que este grupo ha ido creciendo y creciendo en ideas y en extensión, y además de haber asistido a varios eventos literarios presentando las obras de multitud de autores que han confiado en nuestro sello como sinónimo de calidad de este gran e inolvidable grupo humano que hemos formado. Y como último punto, destacar que acabamos de estrenar nuestra propia línea de ropa personalizada tanto para hombre como para mujer y con todas las tallas disponibles.

10-   ¿Qué proyectos tienes entre manos actualmente?

Además de seguir asistiendo a otros eventos literarios para seguir representando al sello, en lo personal nunca me he puesto límites. Pero para comenzar, tengo a punto de terminar la obra que dará fin a la saga La espiral del miedo, El fuego que consume, y que será sin duda la obra más compleja y Terrorífica que jamás haya escrito y donde pondré a prueba a los espectadores llevándolos al límite de mis posibilidades. Y una vez termine esta odisea, tengo planeado abordar una obra donde la magia negra será la auténtica protagonista de toda la función y en la cual pienso cambiar todas las reglas del género. Pero eso será después de que las segunda partes de Uróboros y J.Rider, vean la luz. Y creedme, será todo un desafío llevarlas a cabo, pues nada de lo que haya escrito, se asemejará al viaje que tengo por delante.

El amor ¿Cómo surge hoy?

Artículo de Aliz Tench

¿Somos autómatas en este siglo?

Tal y como conocemos el amor romántico a día de hoy (2022), en lugar de llamarle amor
platónico se le podría decir «plutónico», como aquel planeta lejano.
Y digo lejano, por no decir que está en extinción. Hablo del amor de cómo se miran tus
abuelos, por ejemplo. Y no digo que aún no quede ese tipo de amor en generaciones más jóvenes.
Pero, para aquellas personas que quieran compartir su vida con otro ser humano, parece una tarea más que costosa. A todo esto, no es algo obligatorio estar acompañado. Y eso no significa que estés solo.
Bueno, pues tras una pandemia, que ha causado efectos degenerativos (sin intención de
ofender), nos cuesta o eso parece; socializar, entablar una comunicación aceptable. Aunque en mi humilde opinión, la causa mayor de estas consecuencias, es la tecnología y apuntando a la diana: el teléfono móvil.
Gracias al brillante cerebro inspirado en una red social de búsqueda de empleo, nacen otras Apps, las aplicaciones de ligoteo; como por ejemplo: Tinder, Badoo, Meetic, etc.

Ligar desde tu casa, sentado en el WC, desde el metro yendo a trabajar, en la oficina… Y pongo tantos ejemplos para que sintáis lo emocionante y romántico que es.
Antes mencioné la comunicación, pongamos ejemplos de las conversaciones más habituales en
esas Apps:

¡Hola! ¿Qué tal? ¿De dónde eres? ¿Edad? … Hasta aquí como cualquier examen, encuesta,
formulario.
A continuación, las medidas y colores:
-Altura y peso.
-Color de ojos y pelo.
Ya que están, podrían adjuntar informe médico, árbol genealógico, etc.
¿Sigo? O, ¿aún nos os preguntáis dónde quedaron los sentimientos? ¿El lenguaje no verbal?
¿Contacto de miradas?
¡Qué frialdad!
El ir a pedir fuego con la excusa de entablar una conversación con esa persona que llevas
viendo entrar al bar durante semanas. O en el supermercado: ¡Ay no llego a por cereales, me los alcanzas por favor?

No estoy diciendo que el conocer a alguien o el amor sea como en la película «Grease», solo digo que un poquito de humanidad.
Cada vez somos más parecidos a los robots, con menos sentimientos, fríos y solo cumpliendo objetivos; que al fin y al cabo, nos acercan más a un mundo virtual como el de los Sims, que al mundo real lleno de emociones, comunicación, sentimientos.

Pilar Parets

La naturaleza y la escritura unidas de la mano.
Pilar nos muestra desde Mallorca un pedacito de su vida.

1- ¿La naturaleza te inspira a la hora de escribir?
Muchísimo. Pasear por la montaña o a la orilla del mar despierta la mente. Algunas veces
sucede el ¡chas!, la “inspiración”. Otras veces, la inspiración se presenta tomándome algo en
un bar, haciendo las tareas de casa o en el vagón del tren.
En mi escritura la naturaleza está muy presente, ya sea en los escenarios de algunas historias o
con metáforas. En cada descripción que hago de algún elemento de la naturaleza (cielo, lluvia,
montaña, árbol, pájaro, flor…) está también mi estado anímico. Diría que la simbología con la
naturaleza es ya una seña de identidad de mi escritura.

2- Debo reconocer que vivir junto a los pies de dos montañas me da un poco de envidia.
La paz, el sosiego, el silencio… ¿Cómo es vivir en mitad de esos paisajes?

Desde hace ocho años vivo en Alaró, un pueblo a los pies de montaña. A veces no sabes si las
montañas te abrazan o te asfixian. Así lo defino. Me explico. Me gusta tener al alcance de mis
pies poder perderme entre encinas y pinos, respirar aire puro, disfrutar de noches estrelladas,
escuchar el sonido de la brisa y despertar con el canto de gorriones… Es ahí donde el sosiego te
abraza y te hace sentir el “carpe diem”, que lo urgente no existe. Y confieso también que hay
momentos en los que el silencio o la tranquilidad se hacen tan densos que te empujan a salir
de esa “zona de descanso” y es cuando vas a la ciudad a buscar algo de acción, otros sonidos y
ritmos… Para luego volver a casa y decir “no hay ningún lugar como el hogar”.

3- Estudiaste psicología, impartes talleres de escritura tanto online como presencial.
¿Qué aportas? Y ¿Qué te aporta?

Te agradezco la pregunta porque creo que el verdadero valor de los talleres de escritura es
ese: que aportan tanto a los participantes como a quien los guía. Empecé con los talleres de
escritura terapéutica en 2017 y eran presenciales. A partir de 2020 los ofrezco online. Por lo
que me suelen comentar los alumnos, les aporta un espacio para escucharse, para potenciar su
creatividad, ganar confianza en la expresión de sus emociones y para conocerse desde su
propia escritura. Algunos nunca antes han escrito y se sorprenden al terminar el taller
habiendo desarrollado los primeros versos de un poema o pudiendo expresar en forma de
cuento o metáfora una inquietud, experiencia o emoción.
Siempre les digo que cada taller me aporta mucho más de lo que ellos se llevan: amplía mi
perspectiva del mundo y de las personas; me permite conectar con otras personas de un modo
creativo y cultivar la empatía.

4- Desde 2015 compartes tus reseñas en tu blog literario Musas en su tinta. ¿Qué te llevó
a hacerlo
?

La semilla fueron unas ganas tremendas de compartir mis impresiones sobre algunas lecturas.
A través de Musas en su tinta conecté con una comunidad de lectores que entendíamos la
lectura desde el mismo lugar. Nunca he reseñado libros de “rabiosa actualidad” sino clásicos o
lo que me va apeteciendo leer. En eso, voy muy por libre y creo que es el valor que distingue al
blog.

En 2020 autopublicaste tu primera colección de relatos La vida en las fisuras. ¿Qué
nos puedes contar de ellos?

Los relatos los escribí entre 2014 y 2018 y los había enseñado a muy pocas personas. Los tenía
guardados en una carpeta esperando el momento adecuado, para hacer algo con ellos. Y ese
momento adecuado llegó durante el confinamiento en 2020. Ahí decidí darles luz. Son ocho
relatos en los que abordo temas como la adicción a la nostalgia, la prostitución, la eutanasia, la
avaricia, las relaciones familiares… Decidí autopublicarlos porque me apetecía jugar con la
libertad. Conté con la ayuda de mi pareja, que se encargó de la maquetación. Estoy muy
contenta de haberme lanzado porque no tan solo disfruté del proceso de publicación, sino que
fueron muy bien acogidos.

6- ¿Qué significó para ti escribirlo?
Escribirlos significó plasmar en pocas páginas todo ese universo que tenía en mente, extraer
las emociones y cultivar la sencillez del relato. Ese es el gran reto de los relatos: contar lo
máximo del modo más simple. El relato es un género en el que me siento muy cómoda y que
disfruto mucho. Publicar La vida en las fisuras fue un antes y un después. Salí al mundo como
escritora. Es decir, escribir dejó de ser una actividad que solo conocía mi círculo más íntimo,
para llegar a más lectores. Un salto al vacío que me hizo desplegar las alas.
7- ¿Qué hace una casa en soledad? Me inquieta un poco la pregunta.
La respuesta está en la página 37 de El nido, je, je, je. Una casa en soledad espera, vive en
silencio. Pero sobre todo, recuerda. En cada casa abandonada todavía existen los recuerdos y
la memoria de quienes la han habitado: sus costumbres, sus aromas, sus sonidos… Una casa en
soledad se pregunta si se acordarán de ella sus anteriores dueños o si algún día volverá a ser
habitada.

8- Lo cuentas en tu novela El nido. ¿Qué te llevó a la pregunta anterior?
La casa de mis abuelos maternos vive en soledad desde hace años. Un día de 2015 estaba
paseando por su jardín lleno de maleza y empecé a pensar qué pensaría ella, la casa, de esa
situación de vida pausada: no se vende, pero tampoco es habitada. A partir de ahí surgió la
chispa. No era (ni es) la única casa inhabitada de la zona, ni de la isla. En ese momento, 2015,
el problema para acceder a la vivienda en Mallorca era muy grave. Los alquileres estaban por
las nubes, los desahucios diarios eran numerosos y el alquiler vacacional y la especulación
estaban a la orden del día. Pensé en todas esas personas con problemas para encontrar
vivienda y tantas casas vacías esperando ser habitadas. Y también en toda esa especulación
que se movía (y se sigue moviendo) en Mallorca y en otras regiones, en la que grandes grupos

inversores compran nidos vacíos y las convierten en hoteles o alquiler vacacional. Al final, las
casas ya no son hogares sino negocios. Cogí todo ese sentir y nació un cuento. Lo presenté a
un concurso literario local, pero no ganó. Lejos de desanimarme, creía tanto en mi historia, en
lo que quería transmitir, que decidí coger esa semilla y la amplié durante siete años hasta
convertirla en novela o, como digo yo, un cuento algo largo. En ella combino crítica social y
realismo mágico. Fíjate que después de siete años, lamentablemente, el acceso a la vivienda
es un problema que se ha agravado y sigue habiendo más nidos en soledad recordando y
preguntándose quién los habitará algún día.

9- ¿Tienes más proyectos entre manos?
Sí. La verdad es que tengo más proyectos en mente de lo que mis manos y tiempo me
permiten materializar, ja, ja, ja. Estoy en plena fase de revisión de un manual de escritura
terapéutica para publicarlo en breve y he empezado a documentarme para mi próxima novela.
La documentación e investigación son mis partes favoritas del proceso pues ellas dan solidez a
la estructura de la historia. Y sí, la naturaleza volverá a estar presente.

10- Tu gran apoyo.
Mi gran apoyo es mi compañera de vida, Estíbaliz. Me ofrece entusiasmo, sinceridad y ánimo
en cada proyecto literario que emprendo. Creo mucho en su visión y bagaje como lectora. Si
dice «ves por ahí» en alguna historia, suele ser un camino fértil. También tiene una enorme
paciencia para escuchar por enésima vez hablar de esa escena que se me atasca o soportar
que mi cabeza se “pierda” durante un paseo o conversación porque se me acaba de ocurrir
algo para ese relato o tal… Otro gran apoyo que me gustaría citar son los lectores. Ellos
impulsan mi escritura, no tan solo por el seguimiento que hacen de lo que escribo, sino por los
comentarios e impresiones que comparten conmigo y que enriquecen esta aventura que es ser
escritora.

Gracias por la oportunidad de esta entrevista en vuestra revista. Siempre es una buena noticia
que existan espacios donde se dé voz a los creadores y a la literatura. Espero que sigáis
sumando voces y años al proyecto.

Escritores, escritoras y fiestas de guardar

Artículo de Unai Azkue

Desde hace un par de años, cuando cierta editorial, con un criterio acertadísimo, tuvo a bien publicar mi primera obra, me he encontrado en ocasiones con que algunos, solo algunos de los que me conocen, dicen que soy escritor.

Sorprendido por este nuevo apelativo me hago la siguiente pregunta:

¿Qué es un escritor?

Hasta donde yo sé, es aquel o aquella que se dedica a escribir obras literarias.

Sé de primera mano que el hecho de escribir, sobre todo a mano, es tremendamente terapéutico. Escribir sobre un problema, un sentimiento, un amor, escribir una poesía, una novela…

En mi opinión, pese a que el término se rodea de un cierto halo de cuasi santidad intelectual, no pasa de ser una mera forma de ejercer nuestro instinto innato de crear, imaginar, desahogarnos o divertirnos, en un ejercicio de liberación personal como hubiese podido ser cantar, bailar, pintar un cuadro horroroso o esculpir una estatua bellísima.

De esta manera, considero que la lectura, como genuino interés en el conocimiento de las experiencias, vivencias, aventuras y aprendizajes, basados en las vidas reales o imaginarias de aquellos que nos precedieron, forma parte de la base de nuestro afán por crecer, por aprender de aquellos que nos precedieron.

En mi opinión, el hecho de escribir, de plasmar sobre el papel, en este caso con letras, es nuestra humilde oportunidad de dejar testimonio de nuestras pequeñas vidas, que se pierden sin remedio en el inmenso espacio de la eternidad.

Finalizo este escueto artículo con la conclusión a la que he llegado; Todos somos escritores.

Artículo de Unai Azkue Jaureguialzo

María Laura Rodríguez García

Fanática de la biblioteca de su pueblo, donde se refugiaba la escritora.

Desde Florida, Uruguay a Madrid, nos llega Laura.
Conozcámosla un poco mejor.
  1. ¿A qué edad abandonas tu tierra natal?
    Tenía 38 años y una familia. Decisión muy difícil por cierto que con mi marido y mi hija
    supimos asumir. Tomar la resolución de emigrar al otro lado del océano, os aseguro, es
    duro. Dejas atrás toda una vida.
  2. ¿Ese fanatismo por la lectura desde cuándo viene?
    A los 16 años, en clase de Literatura, tuve un amarre con Romancero Gitano, de García
    Lorca, luego llegó a mis manos mi musa Isabel Allende y su obra La casa de los
    Espíritus, era la mejor época de Galeano quién también me acompañó en mis momentos de
    soledad, y no puedo dejar de nombrar a los otros brillantes autores uruguayos los que por
    fortuna me presentaron el mi escuela, Juana de Ibarbourou,
  1. ¿Siempre fue tu refugio la biblioteca de tu pueblo?
    En ciertos momentos sí. En casa no estaba rodeada de libros y éramos una familia
    numerosa como para encontrar esa intimidad. Dicen que los escritores son solitarios,
    algo de verdad hay ello.
  1. ¿Cuándo comenzaste a escribir?
    A los 15 años, luego de la partida de mi abuela, fue el dolor tan profundo en el alma, el
    que me llevó a expresarme y desahogarme con el lápiz y el papel. A partir de ahí,
    cualquier emoción requería ser inmortalizada, y así fui acumulando mi mundo en
    papel.
  2. ¿Por qué elegiste Madrid?
    En realidad fue decisión de mi marido quien llegó unos meses con trabajo. No me
    pareció mala idea. España siempre fue una buena opción.

6. Tu primera novela “El destino de Ciara. La heredera” se publicó en agosto de 2020.
Háblanos de ella.

Comencé a escribirla en el 2017, mientras lloraba mucho porque extrañaba al resto de
la familia. Debo aclarar que nunca estuvo en mis planes publicar. Mis miedos e
inseguridades me decían que aquellos escritos debían ser sólo míos. Sin prisa y en
modo hobbie, fue creciendo la novela a medida que conocía inmigrantes como yo e
historias tan crudas y a la vez apasionantes. En tres años iban surgiendo anécdotas y
así se completó una novela que no sólo habla del Destino, también toca temas
candentes como la homosexualidad, la violencia de género, las adicciones, la
adolescencia, crímenes, etc. Fueron tres años de emociones resumidas en aquel libro.
El día que le puse punto final, (durante el confinamiento) mi marido me dijo “Ahora la
vamos a publicar”. Yo me resistí aterrada, pero al final me convenció y hoy día no me
arrepiento. Me dio tantas satisfacciones que al año siguiente ya tenía listo
BUSCÁNDOME. Me había convertido en escritora y ya nada ni nadie podía detenerme.

  1. Un año después publicas “Buscándome». Aunque me cueste media vida “¿Tiene algo
    de autobiografía?

Definitivamente no. Nunca quise exponer mi vida en mis escritos PERO, en verdad es
un Homenaje a todas las mujeres. Considero que por naturaleza, todo nos cuesta el
doble, todo es una lucha, y además en esa lucha nos enfrentamos a la carga de
encontrar nuestra identidad, nuestra verdadera esencia intentando no ser juzgadas.
Debemos salir adelante con educación, hijos, proyectos que se frustran, ganas de
volar, depresiones… Durante el proceso, a mi amiga le toca emprender un duro
camino, el del cáncer de mama. De echo uno de los capítulos fue escrito en simultáneo
con su cirugía de extirpación de mamas, así que quedó demostrado que somos
Guerreras por naturaleza, y sin miedo a nada vamos de frente, sabiendo que tocará
caer y luego levantarse. Siento admiración por

  1. Ambas están publicadas en Amazon. ¿Prefieres autoeditar o edición tradicional?
    Creo en la edición tradicional. Aquí estoy, esperando ser captada…
  2. ¿Con qué género te sientes más cómoda?
    Soy novelista y novelera. Considero que si dejo volar mi imaginación, viviríamos todos
    en Narnia. Amo el suspenso, el drama, y amo el Amor.
  3. ¿Tienes otros proyectos entre manos?
    No podría vivir una vida sin proyectos. Son mi oxígeno. Ya tengo avanzada mi tercera
    novela. Como os dije antes, ahora no puedo parar.
  4. Si es así. ¿Nos puedes decir algo de ello?
    Bueno, puedo adelantar que esta vez sí me introduzco en la novela ya que va de
    historias apasionantes, ni más ni menos, que de cuarentonas como yo… Creo que
    tenemos mucho por contar, y a cierta edad ya disfrutamos de una agradecida
    libertad…

Susana Ruiz Mostazo

De Navarra a Bizkaia y un sin fin de viajes y expediciones a diferentes países.

1 – ¿Qué te llevó a realizar todos esos viajes?
Siempre había sentido curiosidad por viajar, conocer otras formas de vivir, nuevos paisajes,
disfrutar de nuevos olores y sabores. Viajar te hace crecer y ampliar horizontes. Yo me siento
viva y plena viajando descubriendo nuevos rincones en el mundo.
2 – Háblanos de aquellas personas ¿Qué tiene esa enfermedad a la que quieres dar más
visibilidad?

Yo padezco diabetes desde los 11 años, lleva conmigo casi 30 años esta compañera de vida-
intrusa con la que he tenido que aprender a convivir. La diabetes es una enfermedad crónica
que te obliga a permanecer 24 horas alerta, sin días de descanso o vacaciones. Debes estar
vigilante siempre a los cambios de glucemias, calcular lo que comes o el ejercicio que vayas a
practicar para modificar tu dosis de insulina en función de innumerables variables. Las
personas con diabetes se enfrentan a retos diarios para lidiar con su enfermedad todos los días
y se merecen tener las mismas oportunidades que el resto para perseguir sus sueños.
Es una patología poco conocida, con muchas leyendas y cuentos en torno a ella, lejos de la
realidad. Por eso creo que hay que seguir divulgando, informando y formando para concienciar
de lo que realmente es vivir con diabetes. Esta afecta por igual a niños, adolescentes, adultos o
personas mayores, hay diferentes tipos de diabetes, tipo 1,2, gestacional, lada, pero al final
todos pertenecemos al mismo colectivo. Debemos acaba con los estigmas que existe y dar a
conocer la realidad de las personas con diabetes. A mi personalmente las personas con
diabetes me han prestado su ayuda y apoyo siempre.

3 – He de confesarte que me da algo de envidia esa vida aventurera. Cuéntanos tus
experiencias personales de esos viajes.

Cuando viajas y llevas a cabo estos tipos de viajes, te das cuenta que no es sólo importante las
montañas que asciendes, los monumentos o pueblos que visitas sino las experiencias que
vives, experiencias vitales. Vivencias que te hacen sentirte vivo, despierto, en continua alerta y
atención a todo lo que te rodea. Expectante de lo que va a venir a la vuelta de la esquina.
Viajar a Nepal, a los Himalayas hasta el campamento base del Everest, fue mucho más que
ascender hasta los más de 5.000 metros de altura. Fue verte rodeado de las grandes
montañas, sentir que sólo puedes acercarte si ellas quieren, sentirte un mero invitado
privilegiado por estar ahí. En Tanzania, ascender al Kilimanjaro fue una experiencia dura e
increíble. Una montaña mítica, por la fuerza que transmite, por los tanzanos que te
acompañan siempre con una sonrisa. Dormir en Groenlandia, en frente del Inlandis,
escuchando rugir el hielo mientras se desploma sobre los fiordos es disfrutar de un estruendo
y un ruido brutal que no molesta a los oídos como el estrés que provoca cualquier ciudad.
Observa a los animales en libertad en la sabana en Kenia, levantarte en el coche con los brazos
abiertos para disfrutar del viento que te da en la cara y observando la gran extensión de la
sabana infinita es sencillamente genial.
Ver un tímido reflejo en el cielo, que poco a poco empieza a crecer y crecer, cambiando de
color y convirtiéndose en una hermosa danza, es mágico. La aurora bolear.

4- Has realizado varias conferencias en toda España ¿Qué nos puedes contar de ellas?
Uno de los sueños que tenía de pequeña era cambiar el mensaje en diabetes. Desde aquel box
en el hospital asustada, recién diagnosticada, con las enfermeras continuamente viniendo para
pincharme, me hubiera gustado que hubiera venido alguien a contarme que no pasaba nada y
que iba a poder perseguir mis sueños. Por eso cuando me hice adulta, decidí ser yo esa
persona e ir a diferentes asociaciones, clubes a contar mis experiencias para poder ayudar a
los demás, motivarles a perseguir sus sueños, siempre teniendo en cuenta que la diabetes
viajaría siempre con ellos. Las charlas las inicie en 2013 y sigo actualmente con ellas. He
participado con asociaciones de toda España, clubes de montaña, clubs de cultura y sigo
haciéndolo de forma altruista. Incluso en campamentos de verano para niños o colegios.
Simplemente cuento la historia que me hubiera gustado escuchar cuando estaba en aquel box
del hospital asustada, muestro videos de las expediciones de Nepal, Groenlandia, Kilimanjaro y
les invito a perseguir sus sueños.

5 – ¿Has conseguido tus objetivos?
Con creces. No hablo ya de haber alcanzado la cima del Kilimanjaro, Meru o Toubkal, sino la de
haber podido transmitir toda la fuerza y motivación posible. Es muy gratificante observar las
sonrisas de los más pequeños en las charlas, recibir emails después del evento con los papas
llevando a sus hijos a alguna ruta de senderismo o practicando alguna actividad que tenían
aplazada por la diabetes.

6 – Cuéntanos algo de tu libro “Los sueños no tienen cima”
Los sueños no tienen cima no es un libro de diabetes o montaña. Es una experiencia vital de
alguien a quien con once años la vida le dio un fuerte golpe pero que decidió darle la vuelta y
centrarse en perseguir sus sueños. Decidió seguir sonriendo y aprender a convivir con su nueva
compañera de viaje, la cual no había sido invitada y se unió a su vida para siempre. Aquella
niña dejo claro a la diabetes que debería adaptarse a su vida y no al revés. Así que enfoco sus
esfuerzos en aprender todo lo que pudo sobre ella, a controlarla perfectamente y adaptarla a
la vida que ella quería vivir. Aprendió a como hacer las cosas y luchar por ellas.

Es un viaje por diferentes épocas de la vida, niñez, adolescencia, edad adulta, con numerosas
anécdotas de todo tipo, experiencias. Hasta llegar al inicio de las expediciones, primero en
cimas cercanas y suaves para luego empezar a soñar con países lejanos, glaciares, icebergs,
senderos, laderas, neveros, cascadas, paisajes de ensueño. Viajes a Nepal, Groenlandia, Egipto,
Kenia, Marruecos, Atlas, Sahara, Elbrus…
Todo el mundo tenemos nuestra propia mochila solo tenemos que aprender a como portearla
de forma correcta para perseguir nuestros sueños.

7 – ¿Crees que los sueños se cumplen?
Creo firmemente en que los sueños se deben perseguir, luchar por ellos, pero sin perder la
cabeza tampoco, hay que disfrutar del camino, de cada paso y cada logro. Los sueños no
tienen cima.

8 – ¿Qué hay que tener en cuenta para que se cumplan esos sueños?
Que vas a tener que luchar por ellos, vas a tener que trabajar duro para poder acercarte o
lograrlos. Tienes que perseguirlos sin obsesionarte, disfrutando, teniendo claro que vas a
encontrarte dificultades por el camino, desviaciones, pero tanto si consigues alcanzarlos o no
habras realizado un camino de autoaprendizaje increíble.
9 – ¿Tienes más expediciones a la vista?
Me gustaría llevar a cabo un trekking en Islandia o viajar hasta Uganda para visitar los Gorilas.
Estamos buscando apoyos de patrocinadores para poder seguir haciendo este tipo de
expediciones y viajes con un objetivo social.

10 – ¿Algún otro libro entre manos?
La gente me ayudo con una campaña de crowdfunding a publicar mi libro Los sueños no tienen
cima y contar mi historia, así que hace un año inicie un nuevo proyecto. 111 HISTORIAS DE
PERSONAS CON DIABETES. Quiero contar 111 historias de personas con esta patología.
Transmitir la realidad, dar a conocer a estar personas, sus propias vivencias. El momento de su
diagnostico y sus vidas posteriores, la forma en que han seguido persiguiendo sus sueños
después y como lo han hecho. Hay personas de todo tipo, niños, niñas, mamas, médicos,
asentistas, psicólogos, profesores, paracaidistas, jugadoras de futbol.

El objetivo es concienciar, ayudar y visualizar. Presentar la realidad de que por encima de tener
diabetes somos personas. No quiero que nos vean como una cifra de glucosa sino como lo que
somos, nosotros mismos, nuestras alegrías, penas, tropiezos, logros, amores, viajes y sueños.
En el canal de YouTube susanalagun, están todas las entrevistas realizadas. Ahora estoy en el
proceso de novelar cada una de sus historias.
11 – ¿Quién es tu gran apoyo?
Mi marido Carlos, es quien siempre me acompaña a todos los viajes, quedándose en segundo
plano en las charlas, pero siendo el protagonista principal y mi compañero de vida.